domingo, 11 de enero de 2009

Carta Abierta a Virginia Vallejo

Saludos Srta. Virginia Vallejo.

Me disculpa, si le incomoda que le diga Srta., pero al leer su libro “Amando a Pablo, Odiando a Escobar”, me la imagino simplemente como la diva, y bella mujer en la que usted se describe, y puedo ver en sus fotos, no como mi madre, que podría ser , (aunque pensando en voz alta, no creó que le incomode o sea descortés, ya que me imagino que miles de idiotas la deben aturdir con mensajes groseros y amenazantes), y además los mortales que no la conocimos o que no somos de su generación no la imaginamos así, y como si estuviera leyendo "Cien años de Soledad" de Gabriel García Márquez, me introduzco en ese Realismo Mágico, aunque en este caso los relatos son mas que mágicos, reales, trascienden en la inmortalidad los personajes a través del tiempo, como cuando leí un libro de las tantas biografías de Fidel Castro Ruz, en donde se citaba una frase de la gran obra “Guerra y Paz”; El líder, decía Tolstoi, "es el esclavo de la historia", y como en este caso Pablo Escobar fue el líder, pero de la coca, y usted como amante, testigo, cómplice y buena redactora de está espectacular, pero cruda historia, también será prisionera de la historia.

Bueno después de tanta perorata, que uno a veces necesita expresar, para desahogar esos momentitos de energía intelectual que genera una cabeza inquietad, a la que trato cada día de disminuir su ignorancia, para comprender un poco mas la vida, y sobrevivir a ella (risa), quería decir simplemente que la admiro por la historia que narra de su vida y por sacar a la luz, todas esas historias, y quisiera saber si después de todo lo vivido y medio siglo después usted adquirió humildad como persona, y no la lastima cristiana que siempre dicen sentir siempre las clases dominantes de una sociedad, por ese pueblo que como usted misma dice es aplastado cada día por la corrupta e hipócrita burguesía colombiana.

Con el atrevimiento que la libertad digital me ofrece, me tomare el atrevimiento de publicar mi carta hacia usted, en mi blog.

Saludos, con aprecio y admiración

Domingo, 11 de enero de 2009
República Bolivariana de Venezuela


Respuesta de Virginia Vallejo 16/01/2009:

Porque no he sido cómplice de ningún crimen, como afirman todos mis enemigos para hacerme deportar a Colombia por petición de Álvaro Uribe y su esbirro Juan Manuel Santos, asesino de 3.250 jovencitos reclutados para prestar servicio militar y muertos para ser presentados al Pentágono como guerrilleros y cobrar recompensas. Los esbirros de los narcopresidentes Uribe, Samper y Alfonso López me acusan de ser cómplice, nadie sabe de qué, y exigen que me den cien cadenas perpetuas por los crímenes de mi examante con sus sicarios, sus socios y su familia, que protege ferozmente a Álvaro Uribe.


Foto: http://virginiavallejo.com/36-wm1.JPG

3 comentarios:

Aliva dijo...

Interesante la "Carta abierta a Virginia Vallejo", personaje que se atrevió - no se sabe por qué motivos - a relatar tenebrosos episodios de los vínculos del narcotráfico con la burocracia colombiana, algunos de cuyos funcionarios ejercen o han ejercido cargos importantes en las cúpulas gubernamentales del hermano país.

He recomendado a mis amistades y contactos electrónicos, el libro de la Vallejo para que puedan tener una escalofriante descripción de los "intríngulis" de la complicada realidad colombiana durante los 80 y 90.

¡Lástima que Carlos Bello no le preguntó a la Vallejo si se hubiera enamorado de Pablo Escobar aunque hubiese sido un hombre sin poder y sin dinero! ¡Dinero mal habido, por supuesto, y eso...ella lo sabía!

DONIS GONZALES dijo...

"Quien se crea sin pecados que lance la primera piedra"

Pienso que Virginia Vallejo ha hecho lo correcto en publicar este libro, su romance con Pablo Escobar, sus travesuras y sobre todo de lo podrido de algunos sectores del Estado Colombiano. Hubiese sido lamentable que Virginia se hubiese llevado "tanto" a la tumba y no sacar a luz publica sus vivencias en un mundo de donde salió viva por la Gracias de Dios.
Te daria un abrazo, por la osadia, Virginia,personalmente,rompiendo todo protocolo, por tu libro bien logrado, pero me conformo enviandolo desde este comentario, ya que desde muy joven vi como se caia a pedazos la tranquilidad de los colombianos, por la avaricia del dinero, por el poder y la pervesión algunos disfrazados de ideales. Donde Estés Felicitaciones por tu libro.

ARONIS PAJARO.
Caracas-Venezuela.

Anónimo dijo...

Para mi al contrario no tiene ningun merito ni reconocimiento alguno, no es para mi admirable ser la amante de un Hombre casado ademas narcotraficante y fuera de eso venir a contar cosas despues de muerto solo para un beneficio personal, ventas de un libro! No voy a juzgarla sobre que hizo o no hizo por amor, pero a admirarla o agradecerle tampoco!!!!